Pelea de almohadas entre 4 mujeres en una sala para liberar el estrés.

Tres jóvenes nacidos en los años 90 han abierto una tienda que ayuda a las personas a descargar su estrés mientras destruyen cosas como botellas en Xian, provincia de Shaanxi, en el noroeste de China.

Dotados con equipos de protección, los clientes también pueden usar bates para descargar su frustración y hacer añicos teléfonos, pantallas de computadoras, televisores y maniquíes, todo por un precio. Desde su apertura en junio, las botellas son las más solicitadas.

La “sala de la ira” tiene como objetivo asistir a las personas en el manejo de la presión de vivir para trabajar y vivir mejor, anotó uno de los fundadores del local Wang Wang, de 23 años.

El negocio también cuenta con un salón especial para mujeres donde pueden tener una pelea de almohadas o hacer estallar globos para lidiar con el estrés.

Un cliente con equipo de protección rompe botellas en una sala de la ira.

Equipo de protección.

Cámaras de vigilancia en las diferentes salas.

Lista de precios.

Tres jóvenes nacidos en los años 90 han abierto una tienda que ayuda a las personas a descargar su estrés mientras destruyen cosas como botellas en Xian, provincia de Shaanxi, en el noroeste de China.