El órgano legislativo nacional de China comenzó su sesión anual este viernes en la mañana en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing.

Los líderes chinos Xi Jinping, Li Keqiang, Wang Yang, Wang Huning, Zhao Leji, Han Zheng y Wang Qishan asistieron a la reunión inaugural de la tercera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN), que fue presidida por Li Zhanshu, presidente ejecutivo del presídium de la sesión.

Los asistentes a la reunión rindieron un tributo de silencio por los mártires que fallecieron en la lucha contra la COVID-19 y los compatriotas que perdieron la vida en la epidemia.

Luego de ese acto luctuoso, el primer ministro Li Keqiang entregó al órgano legislativo para su deliberación un informe sobre la labor del gobierno en nombre del Consejo de Estado.

En su informe, Li Keqiang dijo que China tiene y tendrá ante sí durante cierto tiempo unos desafíos sin precedentes.

No obstante, China tiene fortalezas políticas e institucionales únicas, un fuerte fundamento económico, un enorme potencial de mercado y cientos de millones de personas inteligentes y trabajadoras, dijo Li, quien expresó plena confianza en el desarrollo del país.

Un proyecto de código civil está entre las iniciativas de ley e informes entregados a la sesión para su deliberación.

Wang Chen, vicepresidente del Comité Permanente de la APN, dijo que compilar un código civil que posea las peculiaridades chinas, materializa la naturaleza de los tiempos y refleja la voluntad del pueblo ofrecerá las garantías legales sanas para lograr los objetivos de los dos centenarios y alcanzar el sueño chino de la revitalización nacional.

Wang también explicó un proyecto de decisión sobre el establecimiento y mejoría del sistema legal y los mecanismos de aplicación para la Región Administrativa Especial de Hong Kong con el fin de salvaguardar la seguridad nacional y dijo que la acción garantizará el crecimiento estable y perdurable de la causa de "un país con dos sistemas".