Turistas acuden en masa a Nyingchi en el Tíbet durante el verano para disfrutar de las flores de durazno.

Como cada verano, el turismo florece en la región autónoma del Tíbet, informó el servicio de noticias de China.

De enero a junio, los centros de servicio turístico en Nyingchi, uno de los lugares más populares de la región, acogieron a más de 5 millones de viajeros, un aumento del 10,9 % respecto al mismo período en 2019, antes de la pandemia. Los ingresos por tal concepto ascendieron a 3930 millones de yuanes, esto es un salto de más del 7 %.

El sector de la aviación comercial ha tenido mucho que ver con el avance. En el primer semestre de este año, Tíbet tuvo 29 800 despegues y aterrizajes, con un volumen de pasajeros de más de 3 millones, y de carga de 24 500 toneladas métricas, según informó la oficina local de la Administración de Aviación Civil de China.

En los últimos seis meses, los despegues y aterrizajes crecieron 18,7 %, los pasajeros 13 % y el volumen de carga 30,6 %, en comparación con el 2019, dijo la oficina.

El 1 de mayo de este año, el Aeropuerto Internacional Gonggar de Lhasa registró 155 despegues y aterrizajes, un récord diario. El número de pasajeros en el centro aéreo se disparó en el verano. Su número al día llegó a los 19 600 el 10 de julio y los 21 100 el 16 de julio.

Arribo de turistas al aeropuerto internacional Gonggar de Lhasa en mayo.

Tren bala Fuxing en la línea Lhasa-Nyingchi en Lhasa, Tíbet, 25 de junio.