Un avión de pasajeros se estrelló este martes poco después de despegar en Texas y las21 personas que iban a bordo sobrevivieron, informó la policía local.

El accidente en un área despoblada próxima al Aeropuerto Ejecutivo de Houston, en el condado de Waller, de donde había partido rumbo a Boston.

Los 18 pasajeros y tres miembros de la tripulación lograron salir de la aeronave antes de que se incendiara, informaron los bomberos.

El avión, un McDonnell Douglas bimotor, fue destruido casi por completo por las llamas, según imágenes difundidas por los servicios de emergencia.

En el aparato viajaban personas que asistirían por la noche al juego de béisbol entre los Astros de Houston y los Red Sox de Boston.

Tim Gibson, director de los servicios de emergencia del condado de Waller, dijo que "estaban aturdidos, muy aturdidos, pero salieron por si mismos".

Las llamas fueron apagadas "tras un sustancial esfuerzo" de los bomberos, dijo Gibson.

La policía de Waller notificó que una persona fue enviada al hospital con lesiones en la espalda.

"Afortunadamente, nadie murió”, declaró el alguacil Troy Guidry, citado por la prensa local.

Fuente: Excelsior