China envió el viernes exitosamente al espacio tres satélites de prueba de comunicación de órbita baja desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en el noroeste de China.

Los tres satélites de comunicación fueron lanzados por un cohete portador Gran Marcha-2C a las 18:30 (hora de Beijing) y han entrado en la órbita planeada.

Estos satélites realizarán pruebas y verificaciones de tecnologías de comunicación en órbita.

El lanzamiento constituyó la misión de vuelo número 421 de los cohetes portadores de la serie Gran Marcha.