WeChat ha publicado hoy miércoles un informe sobre el comportamiento de los usuarios extranjeros de esta popular aplicación de redes sociales que viven en China y ha revelado que esta se ha convertido en una forma de vida de las personas de otros países que estudian, trabajan o han creado empresas en China.

WeChat ha realizado estudios sobre sus millones de usuarios en China, en los que ha incluido funciones como el comportamiento en cuanto a comunicación, los "sobres rojos" para enviar dinero y los emoticonos.

De acuerdo con el análisis, seis de cada 10 extranjeros utilizan el sistema de pago de WeChat para compras en grupo y servicios de comida a domicilio, transporte, restaurantes y compras en línea.

Comparados con los usuarios chinos típicos, nacidos en los años 80 o 90, los extranjeros son más activos en la plataforma de conversación de la aplicación, puesto que un 60 por ciento más de extranjeros envían mensajes por esta vía, un 42 por ciento más usan las llamadas de voz y un 13 por ciento más utilizan la comunicación con vídeo.

Para Raz Gal-Or, un israelí de 22 años que estudia en la Universidad de Peking, otro hallazgo interesante del estudio es que los extranjeros envían 10 sobres rojos al mes de media.

"Debo de ser el extranjero que más sobres rojos envía", dijo Raz, que es también cocreador y presentador de Y-plan, un programa centrado en la vida de los extranjeros en China. Ha entrevistado a muchos de ellos y les ha preguntado si reciben sobres rojos y su experiencia con el uso de emoticonos en los grupos de WeChat.

Estos vídeos han generado entusiasmo en la comunidad de cibernautas de China y la cuenta oficial de Y-plan en Sina Weibo ha logrado más de un millón de seguidores, sorprendidos al comprobar que muchos extranjeros hablan chino fluido, conocen los términos populares en internet en China y participan en centenares de grupos de WeChat para conseguir sobres rojos de dinero virtual.

Raz indicó que incluso se ha unido a un grupo para tener acceso a los últimos memes. El estudio muestra que los extranjeros envían al día un 45 por ciento más de emoticonos que los usuarios chinos típicos.

Estos datos son un indicio del panorama general, según Fang Yedun, el socio chino de Raz en Y-plan. "Los extranjeros que viven en China son como Raz: usan el pago de Wechat, consiguen sobres rojos, cada uno guarda al menos 100 series de emoticonos y todos quieren implicarse más con la sociedad China; aman a China", afirmó Fang.