BMW Brilliance Automotive (BBA) puso hoy en operaciones una nueva planta de ensamblado en Shenyang, capital de la provincia de Liaoning, noreste de China.

La planta en el distrito de Dadong involucró una inversión total de 7.600 millones de yuanes (1.110 millones de dólares) y tendrá una capacidad anual total de 450.000 unidades anuales.

Actualmente, la ciudad de Shenyang alberga dos plantas de ensamblado total de vehículos, una planta de motores y un centro de investigación y desarrollo, lo que la convierte en una de las mayores bases de producción inteligente a nivel mundial de grupo BMW.

La nueva planta de ensamblado retoma el concepto alemán de Industria 4.0 e incorpora tecnologías sofisticadas como realidad virtual, manufactura aumentada, escaneo láser y análisis de big data en todo el proceso de producción.

China se ha convertido en el mayor mercado para los vehículos de BMW. La producción de BBA en Shenyang superó las 300.000 unidades el año pasado, cerca de una octava parte de la producción mundial de BMW.

BBA fue establecida en Shenyang en 2003. La capacidad inicial fue de varios miles de unidades al año y en 2016 aumentó a 316.000 unidades. BBA también creó 16.000 empleos en la localidad. F