El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy la decisión de su homólogo estadounidense, Donald Trump, de revertir parte del deshielo diplomático con Cuba, al anunciar un endurecimiento de la política exterior hacia la isla.

"¿En qué mundo está Donald Trump?, ¿a qué intereses está sirviendo?, ¿por qué pretende desestabilizar completamente por donde él pasa y dejar heridas de guerra? Rechazamos las declaraciones de Trump sobre nuestra hermana Cuba", declaró el jefe de Estado venezolano.

Maduro aseguró que "Cuba no está sola", al tiempo que criticó al mandatario estadounidense por descartar el cese del embargo económico contra Cuba, que data desde hace 58 años.

También objetó las declaraciones de Trump en las que acusa a La Habana de haber dotado de armas a la República Popular Democrática de Corea, así como de haber creado un caos en Venezuela, por lo que llamó a la unión de la comunidad internacional ante lo que consideró un "nuevo ciclo de agresión" contra el pueblo cubano.

En un acto efectuado en Miami, Florida, Trump abogó porque haya "libertad" en Cuba y Venezuela, tras referirse indirectamente a las manifestaciones opositoras iniciadas en este último país, en abril pasado, para exigir la salida inmediata del presidente Maduro.

Dentro de sus nuevos anuncios hacia La Habana, Trump destacó el reforzamiento de las restricciones para estadounidenses que deseen viajar a Cuba y la reducción de las actividades económicas con el conglomerado militar de la isla, aunque decidió mantener abierta la embajada de Washington en La Habana.

Por su parte, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, objetó las declaraciones del presidente estadounidense, las cuales calificó de amenazantes y agresivas.

También ratificó la solidaridad con la nación caribeña a propósito de la permanencia de ambos países en instancias de cooperación política como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el acuerdo energético Petrocaribe y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).