El presidente Xi Jinping se reune con Ban Ki-moon, presidente de la junta de directores del Foro Boao para Asia y ex secretario general de las Naciones Unidas, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el martes.

El Presidente Xi Jinping prometió el martes implementar las medidas de apertura anunciadas por él mismo en el Foro Boao para Asia de este año como una manera de traer mayores oportunidades para el desarrollo de Asia y el mundo.

Xi hizo la observación en una reunión con Ban Ki-moon, presidente de la junta de directores del Foro Boao para Asia y ex secretario general de las Naciones Unidas, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing.

China no cerrará su puerta sino que la abrirá incluso más, aseguró Xi, añadiendo que el país protegerá el sistema de comercio multilateral y ayudará a construir una economía mundial abierta.

Xi expresó que los factores de incertidumbre crecen en todas partes del mundo, con numerosos desafíos nuevos, y la única manera para afrontar estos desafíos es a través de la coordinación multilateral.

La misión del Foro Boao para Asia es promover la integración económica de Asia y lograr resultados de ganancias para ambas partes, manifestó Xi.

Se espera que el Foro Boao esté a la altura de la situación actual, se enfoque en Asia y en las economías emergentes y ofrezca nuevas soluciones a los problemas de desarrollo y mejoramiento de la gobernanza económica, añadió Xi.

Ban expresó su gratitud por el apoyo de China en el foro, recalcando que esto debería enviar una señal clara de apoyo a la globalización y al libre comercio.

El martes, Xi también se reunió con el Primer Ministro Keith Rowley de Trinidad y Tobago, actualmente de visita, en el Gran Salón del Pueblo. Rowley se encuentra en una visita oficial de seis días en China que comenzó el lunes.

Señalando que China se encuentra profundizando su reforma global e impulsando el progreso en la apertura, Xi explicó que a China le gustaría ir en pos de un desarrollo común con otros países.

China se ha dedicado a unir esfuerzos con todos los bandos para construir una comunidad con un destino compartido para el futuro de la humanidad, declaró Xi.

Al llamar a Trinidad y Tobago un gran país en la región Caribe, Xi afirma que es un socio importante con el que China comparte posiciones en diferentes tópicos.

A China le gustaría mejorar la cooperación con Trinidad y Tobago en la iniciativa de la Franja y la Ruta y ayudar al desarrollo de la economía del país y de la sociedad, aseveró Xi.

Los dos países deben mejorar la comunicación en asuntos globales, incluyendo el cambio climático y juntos salvaguardar los intereses de los países en vía de desarrollo, afirmó Xi.

La visita del Primer Ministro inyecta un impulso al desarrollo de las relaciones entre China y Trinidad y Tobago, declaró XI.

“A pesar de que nuestros países están separados por decenas de miles de montañas y aguas, la amistad entre nosotros es de larga data y durará por mucho más,” declaró Xi.

Xi dijo que aprecia los esfuerzos que Rowley ha hecho por fortalecer la amistad tradicional entre los dos países y promover la cooperación bilateral en todas las áreas.

Rowley por su parte apuntó que esta es su primera visita a China y que ha sido “una muy especial”.

La exitosa visita de Xi en 2013 a Trinidad y Tobago sentó la base del desarrollo de las relaciones, declaró Rowley.

Rowley habló altivamente de los logros de China en los últimos años, afirmando que Trinidad y Tobago estaría encantado de mejorar la cooperación con China para llevar a cabo su sueño de desarrollo.

A Trinidad y Tobago le gustaría hacer parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y expandir el comercio, la inversión y los intercambios entre los pueblos con China, afirmó.

El lunes, China y Trinidad y Tobago firmaron un número de documentos dentro del marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta en cooperación técnica y cooperación en servicios de medicina y salud y recursos humanos.