Enciclopedia de la cultura china: Descubren Laosicheng, patrimonio cultural de la humanidad 和美老司城
spanish.china.org.cn  |  2015-08-11

Los 30 grados de latitud norte es una latitud misteriosa, que atraviesa por las 4 civilizaciones antiguas, las Bermudas y las pirámides de Egipto, lo que deja un montón de misterios.

En 2015, el vestigio de Laosicheng es inscrito en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad, en las coordenadas 28o59'55″N y 109o58'11″E y está ubicado a la orilla del río Lingxi de la aldea Sicheng del cantón Lingxi del condado Yongshun de la prefectura Xiangxi, Hunan. A pesar de que se encuentra en lo más profundo de la cordillera Wuling, al este de la Meseta Yungui, las ruinas de Laosicheng son reconocidas como el representante del patrimonio tusi por la integridad, la realidad y la diversidad cultural.

El patrimonio tusi es un patrimonio cultural del sistema tusi que se aplica entre los siglos XIII y XVIII de las dinastías feudales Yuan, Ming y Qing, cuando el gobierno central llamaba a los líderes de las tribus a asumir el cargo hereditario llamado tusi para gobernar las minorías del oeste de China.

Laosicheng era la capital del estado Xizhou, que era gobernado por el tusi de la familia Peng de Yongshun, cuyo nombre antiguo es Xizhou. El antiguo nombre de Laosicheng es Fushi, ya que el undécimo líder hereditario Peng Fushi trasladó la capital a esta ciudad en el año 1135 de la dinastía Song del Sur. En el año 1724, el trigésimo cuarto líder Peng Zhaohua cambió de nuevo la capital de Fushi a Kesha. Entonces, Fushi se convirtió en la capital antigua y por eso, la llamaron Laosicheng (capital antigua). El gobierno hereditario de la familia Peng terminó en el año 1728, cuando el emperador Yongzheng de la dinastía Qing abolió el sistema tusi con gobernadores nombrados por el gobierno central. En aquel entonces, el tusi Peng Zhaohuai tomó la iniciativa de entregar la tierra al gobierno para evitar la guerra. En el tiempo transcurrido, la capital antigua ha tenido una historia de casi 600 años, ha pasado el tiempo de la prosperidad y se ha convertido en ruinas y una aldea sola.

Distribución armoniosa y bella: Recostada al pie de la montaña y a las orillas del río

Las ruinas de Laosicheng cuentan con una superficie de 534 hectáreas, escondidas en las montañas a una altura de entre 200 y 800 metros en la cordillera Wuling.

Las viviendas de la aldea se distribuyen en las terrazas de diferentes alturas desde el valle hasta la cumbre de la montaña.

El río se llama Lingxi, con un ancho de 50 metros y una profundidad de 2 metros. A sus orillas crecen árboles frondosos de hoja perenne. El río corre desde el noroeste al sureste integrando en el río You, luego en el río Ruan y en el lago Dongting. Finalmente desemboca en el mar del Este. El río Lingxi no sólo es un río que protege la ciudad, sino también un canal de agua muy importante para la salida y entrada del tusi de su terreno.

La montaña recostada es llamada Taiping, enfrente del río Lingxi y las montañas de Fenghuang. A sus dos lados están los tres montes Fushi, Lude y Shoude. Según las investigaciones arqueológicas, se distribuyeron torres de vigilancia en la cresta de la montaña, que servían como fortificación de Laosicheng.

Las ruinas de Laosicheng están ubicadas entre estas montañas y ríos. El centro se encuentra en el terreno de ladera al este de la orilla del río Lingxi, con una altitud de entre 270 y 350 metros y una superficie de 19 hectáreas. Se divide de acuerdo con las diferentes funciones en la zonas de vida tusi (zona de entidades administrativas, zona de entierro y zona comercial) que se despliegan en las terrazas, formando una característica distribución recostada al pie de la montaña y a las orillas del río.

Las zonas de funciones se conectan mutuamente. Los edificios principales enfrentan el suroeste, ya que son construidos de acuerdo con la geografía, pues el noreste es más alto que el suroeste. La zona de vida diaria y la zona de entidades administrativas son núcleos. La primera está ubicada en el norte de la ciudad y está rodeada por muros, tiene una forma elíptica y funciona como zona de vida diaria del tusi. La zona de entidades administrativas se encuentra en el sureste de la zona de vida diaria, también está rodeada por muros, pero tiene forma de escalera. Es el lugar de trabajo del tusi y los funcionarios. Al sureste de la zona de entidades administrativas se localiza la zona de enterramientos, donde se pueden encontrar dos bloques de tumbas llamados Zijinshan y Yacaoping, donde se entierran los tusi y sus parientes de la dinastía Ming. La zona comercial está en el suroeste de la zona de vida diaria y la zona de entidades administrativas, y en ella se pueden realizar activadades de comercio en las calles y el muelle, siendo un lugar donde viven los servidores del tusi. Todos los edificios y avenidas de la ciudad se distribuyen de acuerdo con la geografía y cuentan con un sistema magnífico de drenaje. Toda la ciudad es una comunidad compacta típica de las minorías de la zona montañosa de la cordillera Wuyi, tanto por la selección del sitio de la ciudad como por la distribución y las formas de los edificios, siendo testigo de la armonía entre los seres humanos y la naturaleza, y un ejemplo para adoptar medidas apropiadas a las circunstancias locales.

 

Edificios armoniosos y bellos: habilidad de construcción a las circunstancias locales

En la ciudad quedan 4 entradas en ruinas. Al entrar por la puerta del oeste, a pesar de que tanto la puerta como la torre fueron destruidas, se puede distinguir claramente la base que parece muy solemne. Según las investigaciones arqueológicas, los vestigios son principamente de la dinastía Ming: muros, puertas, avenidas, zanjas, tumbas, muelle, inscripciones, etc. También se han descubierto muchos objetos antiguos de cerámica, plata, oro, porcelana, ladrillo, bronce y hueso, entre los cuales hay una gran cantidad de objetos de porcelana, de construcción y de hueso. Zhang Zhongpei, arqueólogo y director general del Museo de Palacio Antiguo, ha visitado tres veces Laotucheng para presidir los trabajos arqueológicos y elogió que Laotucheng fuera “el mejor vestigio entre las ciudades tusi del suroeste, con la mayor magnitud, el mayor número de objetos antiguos y el mejor estado de conservación”.

Entrando por la puerta del oeste y siguiendo el camino de guijarros, se puede llegar a la zona de vida del tusi, que es separada por un muro del mundo exterior. El muro de la dinastía Ming cuenta con una longitud de 436 metros y los tramos de este, oeste y norte están muy bien conservados a pesar de tener una historia de cientos de años. Aun así, el muro todavía está en pie, lo que admira a los visitantes, que se sorpenden por la habilidad con que el pueblo de Xizhou construyó este muro milagroso de barro y piedra, que puede resistir la erosión de las lluvias y el viento bajo el clima húmedo del monzón de la zona subtropical.

Con el sistema completo de drenaje de la zona de vida diaria y la zona de entidades administrativas, podemos conocer el pensamiento de construcción apropiada según las circunstancias locales. El sistema de drenaje de la zona de vida diaria se divide en tres tipos: Primero, zanjas dentro de los edificios para recolectar el agua de lluvia y el agua negra. Segundo, canales que conectan los bloqueos de edificios para recoger el agua de lluvia y el agua negra entre los edificios. Tercero, canales que drenan el agua fuera de la zona de vida diaria. Según las investigaciones, algunos canales de desagüe recogen las lluvias de las montañas, algunos recolectan el agua residual de la zona de edificios, algunos dirigen el agua al río Lingxi, todos estos canales forman un completo sistema de drenaje. El sisema de drenaje de la zona de entidades administrativas consiste en dos grupos de zanjas paralelas al eje central. Después de desatascar los canales, éstos todavía funcionan muy bien para resolver el problema del drenaje con el fin de proteger este vestigio. El sistema de drenaje de Laosicheng, que está construido en diferentes niveles de terrazas, cumple con los requerimientos de drenaje de la ciudad, siendo un ejemplo de obediencia de las leyes naturales para aprovechar y cambiar las condiciones naturales.

La admiración a Laosicheng no se limita a las facilidades subterráneas, sino también a los edificios en la tierra de la dinastía Ming, entre los cuales se destacan el pórtico de honor Zisunyongxiang, el Pabellón Wenchang y el Palacio de Antepasados. Este último también es lo mejor conservado.

El bloqueo del Palacio de Antepasados está ubicado en medio de la cuesta de la montaña que se encuentra a la orilla izquierda del río Lingxi, a 1,5 kilómetros del centro de la ciudad, e incluye edificios como el Palacio de los Antepasados, la Terraza de los Sutras y el Pabellón del Emperador de Jade. Todos estos edificios son de estructura de madera, cuentan con una extensión de 582 m2, están orientados al sureste y son construidos simétricamente a ambos lados del eje central. El maravilloso arte arquitectónico muestra la excelente habilidad de construcción y la iniciativa del pueblo de Xizhou.

 

Pueblo armonioso y bello: difusión de la cultura

Xizhou es el lugar de concentración de la etnia tujia. El idioma tujia es una derivación antigua del grupo tibetano-birmano. La etnia tujia no tiene escritura y todas las costumbres, música, baile y habilidades se difunden y transmiten por enseñanza oral, así que se conserva un patrimonio cultural inmaterial precioso, como el baile Maogusi, el baile Baishou, el brocado y el canto Tima.

Como tusi, se descubren muchos lugares rituales de varias religiones en Laosicheng. Generalmente, se dividen en 4 sistemas: primero, taoísmo. El Palacio de los Antepasados era el lugar de celebración de ritos solemnes de los tusi en días importantes. Segundo, budismo. El Pabellón de Guanyin está ubicado en el valle norte del pico Yunv a la orilla suroeste del río Lingxi, frente al Palacio de los Antepasados. Tercero, confucionismo. El Pabellón Wenchang y el Templo de Guanyin están en el prado Yacao, al lado de la Escuela Ruoyun. Cuarto, rito familiar. Se conservan 8 templos divinos que se encuentran en la calle Yudu y son lugares para rendir homenaje a los antepasados. Mientras tanto, en el Templo del Tusi que está detrás de la zona de entidades administrativas se celebran los ritos familiares del tusi.

La concepción de coexistencia y la libertad de religión reflejan el respeto a las ceremonias rituales en la época del tusi. La gente puede elegir su creencia de acuerdo con su necesidad, lo que muestra la diversidad y la compatibilidad de la cultura tujia y de la cultura china.

Siendo un patrimonio de la familia tusi, Laosichneg está vinculada estrechamente con las costumbres y tradiciones culturales de la etnia tujia. Aquí se celebra cada año el Día Sheba y todos los habitantes se reúnen frente a la Sala de Baishou para bailar agitando sus manos con el fin de pedir una buena cosecha para el próximo año.

Las calles de Laosicheng están pavimentadas con guijarros, que son muy resistentes y cuya materia prima es fácil de obtener.

Las viviendas locales son casas sobre pilotes al estilo tujia, inmóviles pero dinámicas

En Laosicheng, la armonía y la belleza se pueden encontrar en la vida cotidiana de todos los habitantes. Todas las chicas y mujeres saben tejer xilankapu y confeccionar vestidos multicolores, lo que adorna irisadamente la aldea. Toda la gente sabe cantar y bailar: en el caso de la ceremonia de boda, se puede cantar varios días y noches. En la fiesta del Año Nuevo, los hombres preparan pasteles de arroz glutinoso y carne de cerdo y cabra, mientras las mujeres muelen soja para hacer tofu y fríen tortas. La etnia tujia es muy hospitalaria y recibe a los amigos con los mejores licores y comidas. En el año 2012, Laosicheng fue reconocida como Aldea Cultural Histórica a nivel nacional, y este año, ha sido inscrita en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad, siendo la flor más bella en la diversidad cultural mundial.

Laosicheng cuenta con buenas condiciones naturales y abuntante diversidad biológica, entre las que destacan 68 animales y 36 plantas, reliquias de protección nacional, tales como la grulla blanca, el pangolín, el simio, la davidia y la metasequoia, los cuales son de protección de primera clase. Las condiciones naturales bien conservadas hacen a la gente sentir la nostalgia.

 

Compartir: 
Última Hora Fotos Economía Opinión Cultura